DECÁLOGO PARA PADRES SOBRE CÓMO UTILIZAR LOS GRUPOS DE WHATSAPP EN LOS CLUBES DEPORTIVOS

Nos hacemos eco de un artículo muy interesante que ha salimageswas2ido publicado en el Ideal el pasado 10 de octubre de este año. Es un decálogo de una psicóloga , Zoroida Rodrígues Vilches , sobre algunas recomendaciones a los padres para hacer un buen uso de los Grupos de Whasapp de los equipos en los Clubes Deportivos.

Decálogo.

1.- El grupo fue creado para informar, no para que des rienda suelta a tus opiniones o críticas. La utilidad de este tipo de grupos debería ser más informativa (horarios, convocatorias…) que de foro abierto para opinar en cualquier momento, de cualquier otra cosa.

2.- Respeta las decisiones que en este grupo tomen el club o el entrenador. Tú has decidido meter a tu hijo en ese club, y que
haga ese deporte. Ejerce como padre y apoya a tu hijo, no como entrenador. Esto también es una valiosa lección de vida para que aprenda que no siempre las cosas salen como él quiere (no siempre lo van a poner de titular a él, por ejemplo).

3.- No digas nada que no dirías a la cara. Cuando hablamos por Whatsapp lo hacemos escondidos bajo la pantalla. Aunque sabes que tu nombre está ahí, el no tener frente a frente a la otra persona hace que nos envalentonemos y digamos cosas que, a la cara, no seríamos capaces de decir.

4.- Habla cuando tengas que hablar, siendo breve y claro. Ni hay que contestar a todo, ni opinar de todo, ni hablar de lo que no tenga relación. Respeta el tiempo de los demás. Sabes que al tener relación con los hijos, todos vamos a leer atentamente cada mensaje. Que lo que digas, aporte y venga al caso.

5.- Cada vez que desees escribir en el grupo, plantéate: ¿Lo que voy a decir, aporta o daña? Ya sabes la respuesta, ¿Verdad? No hay que decir todo lo que nos pase por la cabeza. Este no es lugar para desahogarte.

6.- Cuida mucho tu lenguaje y tus palabras. Lo malo de Whatsapp es que no sabemos qué tono de voz, volumen o expresión facial está poniendo la persona que escribe. Es muy fácil malinterpretar y poner un tono irónico a algo que tu, en el fondo, deseas ver como negativo. Si tienes dudas, pregunta por privado.

7.-Si tienes dudas, comentarios o críticas, que atañen exclusivamente a tu hijo o hija, hazlo por privado. La comunicación en el grupo hace de un problema privado, un problema público. Otra opción es que pidas una reunión al entrenador. Recuperar la comunicación cara a cara puede ser una gran idea.

8.- Los mensajes positivos también son bienvenidos. ¿Por qué parece que sólo hablamos para quejarnos? El entrenador también necesita apoyo en sus decisiones, ánimo tras los malos resultados. ¿No crees que si el se siente bien redundará en beneficio de tu hijo?

9.-Ten tus propias opiniones y juicios y no te dejes influir. Muchas veces los comentarios hostiles de otros padres hacen que nuestra percepción hacia el entrenador, cambie. Juzga tú mismo su labor, respeta sus decisiones y valora su esfuerzo.

10.-Recuerda que el grupo está para que estés informado, no para que tú tomes la responsabilidad en el deporte de tu hijo. Tanta información, a veces produce que estés encima del niño recordándole que tiene que jugar este día, que no olvide la equipación… Fomenta su responsabilidad haciéndose autónomo en su deporte.

————————————————————————-

Si quieres puedes ver el artículo original en:

http://www.maristasgranada.com/wp-content/uploads/2016/10/DTG003_161010_1_G.pdf

Anuncios