¡CASTIGADO! ESTA SEMANA NI ENTRENAS, NI HAY PARTIDO, ASÍ APRENDERÁS


En esta noticia, hemos querido recoger un conjunto de reflexiones que hemos encontrado en Internet, dirigidas a los padres y madres que utilizan el deporte como una forma de castigo para que sus hijos rindan más escolarmente. Pensamos que es una completa equivocación.

Cuando han pasado ya tres meses desde que comenzáramos la temporada de futbol en la escuela de futbol y con la llegada de las primeras notas de evaluación aparecen los temidos primeros castigos sin jugar al futbol a los niños de nuestra escuela. Algunos niños han vuelto a suspender algún que otro examen y sus padres ya le habían advertido que si suspendían le quitarían el futbol si no aprobaban.

¡CASTIGADO! ESTA SEMANA NI ENTRENAS, NI HAY PARTIDO, ASÍ APRENDERÁS…. Todos conocemos esta frase pero, ¿sirve de algo?

Beneficios del Deporte

Sabemos la gran lista de beneficios físicos que tiene el deporte:

  • fortalece los músculos y huesos.
  • previene la obesidad.
  • puede corregir posibles defectos físicos.
  • ayuda a coordinar movimientos.
  • estimula la higiene y la salud.
  • duermen mejor…

Pero,  ¿y cómo herramienta educativa y psicológica? El cerebro de un niño/a deportista es más activo, la atención y la concentración toman protagonismo, escuchan, asimilan, actúan según directrices de sus entrenadores y a la vez se centran en movimientos sin perder de vista a sus compañeros. Es su día a día en el entrenamiento. Su práctica fomenta el ser perseverante, tolerar el error propio y el de los compañeros y aprender de ellos como parte del proceso de aprendizaje. Los niños se sienten de este modo protagonistas activos de su aprendizaje repercutiendo de una manera valiosísima en su autoconfianza, autoconcepto y autoestima,compañeros de viaje a lo largo de todas sus vidas.

Cada día que privas a tu hijo/a de la práctica deportiva impides su desarrollo físico, mental y de su larga lista de beneficios.

Con el fútbol, y el deporte en general, los niños aprenden a socializarse con nuevos compañeros, a ganar y compartir triunfos, a perder y saber tolerar la frustración, a experimentar emociones, a controlar la impulsividad en unos casos y vencer la timidez en otros, a reducir la ansiedad; a respetar las normas, al entrenador, a los jugadores rivales y a los árbitros. Aprenden a aumentar su confianza (porque de cada uno depende el resto del equipo), se crean lazos de ayuda entre ellos, se fomenta la colaboración, se promueve una mejor gestión del tiempo al tener que estudiar o hacer deberes, les enseña a fijar metas, les desarrolla habilidades como el pensamiento estratégico, la capacidad de liderar, se les desarrolla pertenencia a un grupo con intereses y objetivos comunes, se les enseña a ser responsables y a cumplir con lo que uno se compromete y se comienza a desarrollar el hábito deportivo.

Nuestra educación está hecha para sacar personas en serie con un pensamiento y habilidades comunes. Empecemos a dejar volar el talento de las personas para que luchen por sus sueños.  ¿Os preguntáis que notas sacaban Rafa Nadal, Miguel Induráin, Michael Phelps, etc…? ¿Y si sus padres hubieran coartado su talento por un par de suspensos de mates? Lo que la sociedad se hubiera perdido… Dejemos que desarrollen su talento, que experimenten para encontrarlo.

Todo esto no significa que vivan del deporte y menos del nuestro, aunque quién sabe!!…algunos se ganarán la vida con esto el día de mañana…ya sea jugando, entrenando, arbitrando etc.  Lo que sí podemos afirmar es que esta forma de aprendizaje les aporta  muchas cosas en su vida, que difícilmente se pueden adquirir en otros ámbitos.

Claves para compartir estudios y deporte

Muchos padres creer que el tiempo dedicado al deporte se le “roba” a los estudios. Es evidente que las horas que los chicos están en practicando deporte no pueden dedicarlo a sus actividades académicas pero, a pesar del tiempo que están en los centros educativos y la cantidad de actividades que tienen para casa (que sería otro tema a discutir) ¿realmente no tienen tiempo para practicar deporte y sacar los estudios adelante?

Es clave la organización para que se puede cumplir con todas las tareas. Aquí también están en juego fomentar valores como el compromiso, la disciplina o la responsabilidad. En muchos casos, el castigo extingue la conducta de manera puntual,pero la raíz del problema no se soluciona y muchos niños/as siguen “haciéndola” cuando pueden o cuando creen que no les ven. El castigo de moda: “Te dejo sin…” Está demostrando que no es efectivo y de allí conocidas expresiones: “le da igual que le deje sin…” Porque para que sea castigo educativo tiene que suponerle un esfuerzo, algo que le ayuda a autocontrolarse. Si le castigas sin ir a entrenar no sólo no hace el esfuerzo que tenía que hacer para desplazarse, sino que además deja de hacer lo que estaba haciendo, no cumple con el compromiso que tiene con sus compañeros etc… Es decir, estás fomentando la no responsabilidad.

¿Qué ganas castigando a tu hijo sin entrenar o jugar?

Entonces,  ¿qué ganas castigando a tu hijo sin entrenar o jugar? ¿tendrá más tiempo para estudiar? Posiblemente sí, pero ¿usará ese tiempo para ello? ¿Les están quitando otros entretenimientos que está demostrado que son  dañinos para su rendimiento escolar como el móvil, la televisión o los videojuegos? 

mejor-escuela-de-fútbol-en-yecla

Los expertos dicen que hay un límite, que cada 45 minutos se debe dar un descanso, ¿entrenando a media tarde en lo que les gusta y les motiva? Si tu hijo está muy comprometido con el grupo, con su deporte, con darlo todo entrenando… ¿Qué mensaje le estamos dando si le quitamos, por ejemplo, el partido? ¿se ha esforzado? El día es sobradamente largo para que dé tiempo a todo, sólo hace falta un plan de acción para que organicen su tiempo, para que aprendan a hacerlo.

Nadie duda de la IMPORTANCIA de las matemáticas, el inglés, la historia o las clases de piano por poner algunos ejemplos para el futuro de los niños, pero no es menos cierto que por encima de todo esto está la NECESIDAD de que nuestros jóvenes para disfrutar de una salud tanto física como mental tengan una buena alimentación tengan, tengan un descanso adecuado o practiquen algún deporte de forma regulada y controlada; visto de esta manera puede parecer que estas cosas las IMPORTANTES Y LAS NECESARIAS puedes estar contrapuestas pero no es así, deben complementarse unas y otras, no es necesario quitar unas cosas para reforzar otras hay tiempo para todo si se distribuye de una forma racional con una motivación adecuada.

Por otro lado pensar que cuando castigáis a vuestro hijo, castigáis a todo el grupo: al entrenador y a los padres que no lo hacen. Porque todos somos una gran familia con la que nos comprometemos al inicio de la temporada y si un miembro de ella falla, todos lo sufrimos.

Reflexión final

Para finalizar sólo deciros una cosa, que os podemos asegurar que ningún psicólogo, sociólogo o profesor aconsejará, salvo casos muy concretos, el desligue de un niño/a, de una actividad sensorial, emotiva, educativa, transmisora de valores, socializadora, sana y divertida como es el DEPORTE y en nuestro caso el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s